El testamento del pescador

Archive for 11 agosto 2011

Sor María Jesús de Ágreda, evangelizadora de los indios de Arizona desde su monasterio de Soria 2/2

Posted by El pescador en 11 agosto 2011

La Madre María de Jesús (1602-1665), llamada en el mundo María Coronel y Arana, nació en la ciudad de Ágreda (Soria), en España. Allí entró en el convento de las Madres concepcionistas a los 18 años. Llegó a ser Superiora del monasterio y allí vivió hasta su muerte. Desde los primeros tiempos de su vida en el convento, empezó a tener éxtasis y fenómenos extraordinarios. Su deseo de salvar almas era muy intenso.

En la relación que ella misma hace al padre Pedro Manero le dice así: Esto de que se condenasen las criaturas de Dios y mis hermanos los prójimos, desde muy pequeña me ha dividido de dolor el alma; y lo que me ha pasado acerca de esto no es posible ponderarlo. Y en este tiempo me sucedió que el Señor me prevenía algunas veces que quería trabajase por las criaturas y el bien de las almas; y las grandes enfermedades y dolores que tenía me ordenaba su Majestad se lo ofreciese por una causa de su agrado y por la conversión de algunas almas.

Paréceme que un día, después de haber recibido a nuestro Señor, me mostró su Majestad todo el mundo y conocí la variedad de cosas criadas; cuán admirable es el Señor en la universalidad de la tierra; mostrábame con mucha claridad la multitud de las criaturas y almas que había y entre ellas cuán pocas que profesasen lo puro de la fe y que entrasen por la puerta del bautismo a ser hijos de la santa Iglesia. Dividíase el corazón de ver que la copiosa redención no cayese sino sobre tan pocos. Conocía cumplido lo del Evangelio que son muchos los llamados y pocos los escogidos. A todos crió el Altísimo para que le conociesen, sirviesen y amasen y son muy pocos los que profesan la fe conforme los muchos gentiles, idólatras, moros y herejes que hay.

Para dar salida a su incontenible deseo de salvar almas, Dios le concedió el don bilocación. Así pudo convertir a un moro de Pamplona, un musulmán encarcelado, a quien fue a catequizar en bilocación y consiguió su conversión, siendo bautizado en su misma ciudad de Ágreda el 28 de noviembre de 1626, como consta en el libro de bautismos de la parroquia de Ágreda. Veamos los hechos.

Había un musulmán encarcelado en el castillo de Pamplona y debían llevarlo a Madrid. Un caballero que residía en Ágreda con el cargo de gobernador de armas, antes de cumplir este encargo, les habló a las religiosas de este musulmán, tratándolo de perro por haber huido de la justicia. Sor María, que escuchaba estas palabras, no pudo ocultar la pena que le causaba oír tratar así a una criatura hecha a imagen y semejanza de Dios; y pidió al caballero que le trajese el esclavo por Ágreda antes de llevarlo a Madrid. Llegó a Pamplona este señor y, al disponerse a conducir con toda cautela al famoso moro, le manifiesta éste, cómo ya estaba catequizado por una religiosa que visiblemente había estado con él dos veces en el castillo y postrada de rodillas le había rogado que se hiciese cristiano, instruyéndole en los misterios de la fe, y él se había determinado a recibir el bautismo en la parroquia de Nuestra Señora de los Milagros de la villa de Ágreda y tomar el nombre de Francisco como la religiosa le había prescrito.

Posted in Santos | Leave a Comment »

Sor María Jesús de Ágreda, evangelizadora de los indios de Arizona desde su monasterio de Soria 1/2

Posted by El pescador en 10 agosto 2011

Sor María de Jesús, tenía un gran celo por “salvar almas para el Señor”; desde su más tierna edad, Dios le concedió tener una visión del alma en gracia santificante y del alma en pecado mortal que marcó totalmente su vida, desde ese momento María Coronel Arana ya no sería la misma. A partir de allí, su espíritu se encumbraría a buscar sólo a satisfacer a su Amado, a entregarse por entera a Él. El Señor le favoreció con fenómenos exteriores, pero todos estos fenómenos místicos extraordinarios cesaron, para dar paso a una concentración de lo sobrenatural en su interior, el cual se manifestó con el fenómeno único de la bilocación que le hacía actuar a distancia de miles de kilómetros en las tierras americanas de Nuevo México. Era el año 1622. Sor María tenía sólo 20 años. La bilocación que trasladó a Sor María desde su retiro de Ágreda sobre el Atlántico hasta América fue en su tiempo algo que causó el más grande estupor, no sólo en España sino en las mismas Indias, donde ha perdurado hasta nuestros días la fama de la dama azul del Oeste que evangelizara vasta zonas de Nuevo México. Los obstáculos a la acción de los misioneros eran duros. Ante todo la hostilidad de las tribus indígenas, luego la dificultad de las lenguas autóctonas- diferentes y extrañas en su estructura-, las grandes distancias, etc. Es cuando se inician las inexplicables actuaciones de la legendaria “dama de azul” que prepara a los indios a la recepción del bautismo. De estos sucesos dejó ella misma una narración: “Paréceme que un día, después de haber recibido a nuestro Señor, me mostró Su Majestad todo el mundo, y conocí la variedad de cosas criadas; cuán admirable es el Señor en la universidad de la tierra; mostrábame con mucha claridad la multitud de criaturas y almas que había, y entre ellas cúan pocas que profesasen lo puro de la fe, y que entrasen por la puerta del bautismo a ser hijos de la santa Iglesia. Dividíase el corazón de ver que la copiosa redención no cayese sino sobre tan pocos. Conocía cumplido lo del Evangelio, que son muchos los llamados y pocos los escogidos… Entre tanta variedad de los que no profesaban y confesaban la fe, me declaró que la parte de criaturas que tenían mejor disposición para convertirse, y a que más su misericordia se inclinaba, eran los del Nuevo México y otros reinos remotos de hacia aquella parte. Él manifestarme el Altísimo su voluntad en esto, fue mover mi ánimo con nuevos afectos de amor de Dios y del prójimo, y a clamar de lo íntimo de mi alma por aquellas almas.” Era el ardor misionero de Sor María de Jesús. Desde el año 1622 al 1625 se hizo presente, como evangelizadora, lo menos 500 veces -dice en las primeras declaraciones- en las provincias de Quiviras, Jumanas y otras zonas de Nuevo México (actualmente estas zonas se encuentran ubicadas en los estados de Nuevo México, Texas y Arizona de los Estados Unidos de Norteamérica) hasta que la fama que iban adquiriendo tales hechos le aconsejó pedir a Dios que cesaran estos dones, cosa que consiguió. Los indígenas le llamaban “la dama de azul”, por el manto celeste de concepcionista que llevaba. Predicó a muchos el Evangelio y hasta sufrió una especie de martirio. Por entonces ya había misioneros franciscanos en aquellas regiones. Y sugirió a los indios que se presentaran a los misioneros para que, una vez evangelizados, toda la región pudiera recibir el bautismo. Se asombraron los misioneros de ver tanta gente dispuesta y comenzaron a indagar dónde podría vivir aquella “dama de azul” que decían los nativos. El año 1630 Alonso Benavides vino a España, se dirigió al ministro general de los Frailes menores, Bernardino de Sena, y le refirió aquella historia de la evangelización de Nuevo México. Y como ya la conocía por otras referencias, lo envió al convento de la Purísima Concepción de Ágreda para que comprobase la veracidad de tales revelaciones. Benavides atestiguó que la “dama de azul” no era otra que María de Ágreda y así lo consignó en sus memorias. De estas bilocaciones se hizo un doble proceso de la Inquisición en los años 1635 y 1650.

Posted in Santos | 2 Comments »

Las campanas de Nagasaki

Posted by El pescador en 9 agosto 2011

 

La siguiente canción se titula “The bells of Nagasaki” y aparece en la película del mismo nombre, basada en la experiencia que cuenta el Dr. Takashi Nagai, superviviente del bombardeo y cuya esposa -descendiente de los primeros cristianos de Japón- murió en él- en el libro “The bells of Nagasaki”, cuya historia completa contó María Lourdes Quinn en su bitácora. Me ha llamado la atención que San Maximiliano Mª Kolbe fue paciente del Dr. Takashi en Japón.

Posted in Masonería, Testigos de la fe | 1 Comment »

La catedral de Santa María de Nagasaki

Posted by El pescador en 7 agosto 2011

Mañana día 9 publicaré una entrada sobre el injustificado bombardeo atómico de Nagasaki y sus motivaciones, y mientras os traigo este vídeo que resume la evangelización de Japón y la persecución contra la Iglesia, hasta llegar al bombardeo atómico.

 Los europeos llegaron al Japón en el s. XVI y comenzaron la misión del Cristianismo. Harunobu Arima, el señor feudal de Nagasaki, se hizo cristiano y muchos se convirtieron en su territorio.

 

Pero el gobierno Shogun les temió y les suprimió porque los europeos habían extendido la colonia a Asia Oriental. 30.000 cristianos se rebelaron y se reunieron cerca del castillo y todos los miembros fueron asesinados por 125.000 soldados del shogun.

 

Durante 250 años continuaron practicando el cristianismo en secreto. En 1873 recibiron la libertad religiosa a través de la revolución Meiji. Construyeron la Catedral de Urakami, el mayor templo en Asia oriental. La hermosa estatua de María en esta iglesia era su orgullo.

 

11.02h, 9 de agosto, 1945. Más de 70.000 civiles fueron matados por una bomba atómica. Había más de 7.000 cristianos entre ellos. [Los cristianos] siguieron rezando al lado de la iglesia en ruinas. Era una importante iglesia que por fin habían conseguido. Ira de Hiroshima, oración de Nagasaki. Hiroshima lo conservó para no olvidar la tragedia. Nagasaki reconstruyó [la catedral] para no guardar rencor.

Ahora la estatua de María bombardeada por la bomba atómica duerme tranquila en la iglesia reconstruída por los cristianos de Nagasaki.

Posted in Testigos de la fe | 1 Comment »

Pinturas de Cristo en el Museo del Prado

Posted by El pescador en 6 agosto 2011

Distintas representaciones de la imagen de Cristo en dieciocho grandes obras maestras de la pintura, incluido El Descendimiento, de Caravaggio, actual ‘Obra invitada’ del Museo, procedente de los Museos Vaticanos.
Van recorriendo los misterios de Jesucristo: desde el Hijo de Dios en la gloria eterna (el Pantocrátor que aparece primero), la Anunciación, la Adoración de los Magos, su infancia (Jesucristo con San Juan Bautista,  el buen pastorcito, Jesucristo entre los doctores del templo), la Última cena (el lavatorio de los pies y la cena pascual), la Pasión (la mejor representada para mi gusto: el trono de gloria de Ribera -la representación de la Trinidad con Cristo muerto, que muestra cómo también Dios Padre y Dios Espíritu Santo experimentaron la humanidad y sus sufrimientos a través de la humanidad de Dios Hijo) y la Resurrección:
Tened los mismos sentimientos del Mesías Jesús, el cual, a pesar de su condición divina, no hizo alarde de ser igual a Dios; sino que se vació de sí y tomó la condición de esclavo, haciéndose semejante a los hombres. Y mostrándose en figura humana se humilló, se hizo obediente hasta la muerte, una muerte en cruz. Por eso Dios lo exaltó y le concedió un nombre superior a todo nombre, para que, ante el nombre de Jesús, toda rodilla se doble, en el cielo, la tierra y el abismo; y toda lengua confiese para gloria de Dios Padre: ¡Jesucristo es Señor! (Filipenses 2,5-11).

 

Ambientación musical: Réquiem en Re menor (K626), Wolfgang Amadeus Mozart, interpretado por la RIAS Symphonie Orchester (bajo licencia Creative Commons CC BY-NC-SA 2.5).

Posted in Arte, Biblia, Cristo, Pascua | Leave a Comment »

 
A %d blogueros les gusta esto: