El testamento del pescador

Archive for 30 mayo 2011

Cristo ha resucitado, en flash mob

Posted by El pescador en 30 mayo 2011

El vídeo es un “flash mob” representado en un centro comercial de Beirut (Líbano) y que dice en árabe y griego:

Éste es el día en que actuó el Señor, sea nuestra alegría y nuestro gozo.

Cristo ha resucitado de entre los muertos, derrotando a la muerte con su muerte y dando vida a aquellos que estaban en la tumba.

En griego dice:

Χριστὸς ἀνέστη ἐκ νεκρῶν,

θανάτῳ θάνατον πατήσας,
καὶ τοῖς ἐν τοῖς μνήμασι,
ζωὴν χαρισάμενος!

Para quien no sepa leer griego:
Christós anésti ek nekrón,
thanáto thánaton patísas,
ké tís en tís mnímasi,
zoín charisámenos!

Y otra traducción:

Cristo ha resucitado de los muertos,
por la muerte, la muerte hollando;
y a los que están en las tumbas

la vida dando.

Encontrado aquí.

Posted in Pascua | Leave a Comment »

Jesucristo es el Buen Pastor y la puerta estrecha

Posted by El pescador en 19 mayo 2011

En el Domingo IV de Pascua del ciclo A (Juan 10,1-10: ver texto al final de la entrada), Jesucristo se presenta como el Buen Pastor con las características de que tiene una relación personal con sus ovejas (v. 3) y que Él es la puerta de las ovejas para que entren y estén a salvo  teniendo vida en abundancia (vv. 7,10).
Pero para tener parte en la vida divina que nos regala Jesucristo con su muerte y resurrección, hemos de hacer como Él y entrar por la puerta estrecha (Mateo 7,13-14) para desnudarnos del hombre viejo y andar por el camino estrecho que lleva a la felicidad, no por el camino ancho que nos propone el demonio a través de las tentaciones del mundo (los ladrones de los que hablan los vv. 8 y 10; por algo dice S. Ignacio de Loyola en los Ejercicios Espirituales que el demonio es el “mortal enemigo de la humana natura”), y que nos lleva a la destrucción (Mateo 7,13-14), y sin detenernos en el camino de los pecadores, igual que Cristo.

1 «En verdad, en verdad os digo: el que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que escala por otro lado, ése es un ladrón y un salteador; 2 pero el que entra por la puerta es pastor de las ovejas. 3 A éste le abre el portero, y las ovejas escuchan su voz; y a sus ovejas las llama una por una y las saca fuera. 4 Cuando ha sacado todas las suyas, va delante de ellas, y las ovejas le siguen, porque conocen su voz. 5 Pero no seguirán a un extraño, sino que huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños.» 6 Jesús les dijo esta parábola, pero ellos no comprendieron lo que les hablaba. 7 Entonces Jesús les dijo de nuevo: «En verdad, en verdad os digo: yo soy la puerta de las ovejas. 8 Todos los que han venido delante de mí son ladrones y salteadores; pero las ovejas no les escucharon. 9 Yo soy la puerta; si uno entra por mí, estará a salvo; entrará y saldrá y encontrará pasto. 10 El ladrón no viene más que a robar, matar y destruir. Yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia.

Posted in Biblia, Cristo, Padres de la Iglesia / Escritores eclesiásticos | 1 Comment »

La situación de la pila bautismal en las iglesias parroquiales

Posted by El pescador en 6 mayo 2011

He venido dándome cuenta de que en las iglesias parroquiales su pila bautismal se ha colocado junto al presbiterio o cerca del altar, en contra de lo que fue la costumbre durante siglos, en que la pila bautismal estaba situada en la entrada o junto a la puerta, e incluso en una capilla aparte o baptisterio, entre los cuales uno de los más conocidos es el de la basílica de San Juan de Letrán (Roma). Además, la capilla bautismal estaba separada por una reja de madera o de hierro.
La razón de situar la pila bautismal en la puerta o junto a ella es que quien no está bautizado no puede acercarse al altar a celebrar la Misa, sino que primero tiene que entrar por la puerta que es el bautismo.
Otro detalle importante en la celebración del sacramento del bautismo es el traje de cristianar, que suele llamarse y que debe ser colocado al neófito después de recibir el agua, cuando ya ha sido revestido de Cristo y se viste para participar en la fiesta que es la Misa; y es entonces cuando el recién bautizado se acerca al altar para rezar el Padre Nuestro porque ya es hijo de Dios y porque, una vez que ha sido bautizado, puede acercarse a celebrar el sacrificio y el banquete de la Eucaristía.

Posted in Bautismo, Liturgia | 4 Comments »

 
A %d blogueros les gusta esto: