El testamento del pescador

Discurso del Papa a los peregrinos que han traído el árbol de Navidad

Posted by El pescador en 18 diciembre 2009

albero3 Presento aquí mi traducción al español a partir de la traducción italiana del discurso del Papa Benedicto XVI, en la Sala Clementina del Palacio Apostólico, a los participantes en la peregrinación belga para regalar el árbol de Navidad, que este año ha ofrecido la región belga de Valonia.

DISCURSO DEL SANTO PADRE

Queridos hermanos y hermanas:

[Saludos]

En el bosque, los árboles están unos junto a otros y cada uno de ellos contribuye a hacer del bosque un lugar sombrío, a veces oscuro. He aquí que, elegido entre una multitud, el abeto majestuoso que me ofrecéis hoy está iluminado y recubierto de decoraciones centelleantes que son como otros tantos frutos maravillosos.

Dejando su hábitat oscuro por un esplendor centelleante, se transfigura y se convierte en portador de una luz que no es la suya, pero que da testimonio de la verdadera Luz que viene a este mundo.

El destino de este árbol es parangonable al de los pastores: mientras velaban en las tinieblas de la noche, fueron iluminados por el mensaje de los ángeles. La suerte de este árbol es también parangonable a la nuestra, nosotros que somos llamados a producir buenos furtos para mostrar que el mundo ha sido visitado verdaderamente y rescatado por el Señor. Puesto junto al pesebre, este abeto muestra, a su manera, la presencia del gran misterio en el lugar simple y pobre de Belén. A los habitantes de Roma, a todos los peregrinos, a todos aquellos que visitarán la Plaza de San Pedro a través de las imágenes de las televisiones de todo el mundo, él proclama la venida del Hijo de Dios. Por medio de él, el suelo de vuestra tierra y la fe las comunidades cristianas de vuestra región saludan al Niño Jesús, Él que ha venido para hacer nuevas todas las cosas y para invitar a todas las criaturas, desde las más humildes a las más elevadas, a entrar en el misterio de la Redención y a estar asociadas a Él.

Rezo a fin de que las poblaciones de  vuestra región permanezcan fieles a la luz de la fe. Llevada hace tanto tiempo por hombres que se aventuraron en los valles y en los bosques de las Ardenas, la luz del Evangelio partió después desde vuestro país, llevada por numerosos misioneros que dejaron la propia tierra natal para conducirla a veces hasta los confines del mundo. Pueda la Iglesia que está en Bélgica, y en particular en la diócesis de Lieja, ser aún por mucho tiempo una tierra en la cual germine con generosidad la semilla del Reino que Cristo ha venido a sembrar en la tierra.

[Despedida y bendición

Estemos contentos por el hecho de que un árbol belga aquí en San Pedro ilumine el mundo. Os deseo a todos que la luz de este árbol lleve alegría a vuestro corazón y que podáis celebrar la Navidad con mayor alegría interior. Dios os bendiga a todos! ¡Feliz Navidad y Buen año nuevo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: