El testamento del pescador

Archive for 30 junio 2009

Sin el latín… y sin el griego

Posted by El pescador en 30 junio 2009

(original en francés; traducción mía)

Isabelle de Gaulmyn

¡”Sin el latín, sin el latín”… la encíclica económica, tan esperada, habría sido publicada ya! Porque ¿a quién señalamos aquí como responsable de los últimos retrasos de este importante texto sobre la doctrina social, el primero de Benedicto XVI, el primero también en tener en cuenta la mundialización, un documento que se ha hecho más urgente por la crisis financiera y económica que sacude el mundo? ¡El latín! Como todas las encíclicas, ésta será también, incluso oficialmente primero, traducida al latín, la lengua de la Iglesia universal. El texto, se dice, será particularmente complejo de traducir a la lengua de Cicerón porque utiliza conceptos modernos, para los cuales nuestros antepasados los romanos no tenían nada para decir, ni siquiera pensado… Sin contar que los efectivos de personas empleadas en las sección latina de la Secretaría de Estado han disminuido desde hace algunos años. ¿Cómo traducir al latín la “globalización”, “los mercados financieros” o incluso “las stocks options”?

Sin embargo no despreciemos demasiado deprisa el retorno a las lenguas “muertas”. La misma palabra “economía” viene del griego, y, según indiscreciones Benedicto XVI, en esta encíclica, partiendo como le gusta hacer, de la etimología, “oikos” (casa) y “nomos” (administrar), o sea “administrar los bienes de la casa”, recuerda que la economía es ante todo un asunto de familia. De la familia humana…

Posted in Benedicto XVI, Caritas in veritate, Isabelle de Gaulmyn, Magisterio, Moral | 1 Comment »

Vida privada y divorcios. La carta de Enrique VIII al Papa

Posted by El pescador en 30 junio 2009

(original en italiano; traducción mía)

PAOLO RODARI

El Vaticano, oficialmente, calla sobre la atribulada cuestión berlusconiana. Y, en efecto, hay poco que decir. Si no que, como ha escrito recientemente Avvenirre, nos gustaría más moderación y mayor claridad. Sin embargo el parecer de la Iglesia y de las jerarquías vaticanas interesa sin duda al primer ministro y a los suyos: no por casualidad, justo en estos días difíciles, el fiel Gianni Letta ha empezado en L’Osservatore Romano con una intervención dedicada a la necesidad de conjugar “desarrollo” e “imperativos morales”. No una intervención reparadora, la de Letta, sino de todas formas una señal ofrecida dentro y fuera de los muros sagrados.
La cuestión de todas formas permanece atávica. En el sentido de que, bien visto, la necesidad de los poderosos del mundo de recibir una bendición de la Iglesia cuando las cosas van bien (y sobre todo cuando van poco bien con motivo de una conducta moral poco ortodoxa) viene de mucho atrás. Y llegó ayer mismo una demostración desde el Vaticano que, quinientos años después de la coronación de Enrique VIII, ha presentado oficialmente el documento con el cual, en 1530, el soberano inglés pedía el divorcio de Catalina de Aragón.
Una publicación que recuerda un suceso doloroso para la Iglesia católica: todo llevó al cisma anglicano. Un suceso que, en cierto sentido, permanece actual aún hoy aunque, es necesario decirlo, ni Gianni Letta es Tomás Moro -éste, canciller del rey, dimitió cuando Enrique VIII sancionó la sumisión del clero al poder temporal- ni Berlusconi es Enrique VIII -éste último, cerciorado de que el Papa Clemente VIII no quería responder afirmativamente a la petición de anulación de su matrimonio con Catalina de Aragón a fin de desposar a la amante Ana Bolena, rompió con Roma y hasta nunca.
Ayer, el Archivo secreto vaticano en colaboración con la sociedad “Scrinium” mostró un facsímil de la carta en pergamino -el original es custodiado celosamente en el estudio de monseñor Sergio Pagano, prefecto del Archivo- con la cual el rey inglés presentó la petición de divorcio de Catalina de Aragón. Una carta reproducida en 200 ejemplares y vendida en la buena cifra de cincuenta mil euros. Una carta, la de Enrique VIII, fácilmente “interceptable”, hoy como entonces, vistas las dimensiones: redactada sobre un pergamino de un metro de largo, de alto dos veces otro tanto, pesa dos kilos y medio. Pegados encima, a modo de apéndice, penden más de ochenta sellos de cera recogidos en pequeñas tecas de lata y sostenidos por una cinta de seda. Encima de los sellos, hay ochenta y tantas firmas cuidadosamente repartidas en trece columnas delimitadas por una única larga cinta de seda hábilmente entrelazada.
Es verad, Enrique VIII al escribir al Pontífice muestra la voluntad de una bendición vaticana. Pero, al mismo tiempo, muestra carácter y determinación: “Pero si el Pontífice no quisiere hacerlo, desatendiendo las exigencias de los ingleses -se lee al final del escrito después de la petición adelantada al Papa-, éstos se sentirían autorizados a resolver por sí mismos la cuestión y buscarían remedios en otro lugar. La causa del rey es la de ellos. Si (el Pontífice) no interviniese o tardara en actuar, sus condiciones se harán más graves pero no irresolubles: los remedios extremos son siempre más desagradables, pero al enfermo lo que le interesa es la propia curación…”.
Palabras, aquellas del pergamino, que muestran cómo desde las autoridades religiosas es posible (ya lo creo) desmarcarse, si bien el desmarcamiento siempre tenga consecuencias.
No saben nada los más de ochenta firmantes de la carta: éstos, en los meses siguientes a la firma, serían puestos ante la toma de una posición definitiva incluso a costa de la vida. Y, de hecho, aquellos que dieron un paso atrás, aquellos que tras la firma del documento se lo volvieron a pensar, sufrieron penosas consecuencias. Dos de ellos fueron ajusticiados en 1537. Un marqués y un barón después fueron condenados a muerte como conspiradores y también dos abades íntimamente contrarios a las profundas innovaciones religiosas llevadas a cabo en el reino sufrieron la misma suerte a causa de sus “ánimo íntimamente corrompido”. Un trágico fin le tocó en suerte también al hermano de Ana Bolena, Lord Rochefort que, acusado de relaciones incestuosas con la reina, resultó ajusticiado con ella en 1536.

Posted in Iglesia, Paolo Rodari | 1 Comment »

Enrique VIII, el origen del cisma

Posted by El pescador en 29 junio 2009

(original en italiano; traducción mía)

El archivo secreto vaticano ha restaurado y expuesto por primera vez al gran público, en una copia en alta definición, la carta con la cual los lores ingleses pidieron al papa Clemente VII que anulara la boda del rey Enrique VIII con Catalina de Aragón.

GIACOMO GALEAZZI

El documento, que se llama oficialmente Carta de los pares de Inglaterra al pontífice Clemente VII para rogar la causa de anulación de matrimonio entre Enrique VIII y Catalina de Aragón, es considerado la base de la ruptura de la Iglesia inglesa con la de Roma, un cisma que ha cambiado profundamente la historia del Reino de Inglaterra y juntamente la de Europa.

 

Ahora mismo podrá leerse gracias a la publicación de la obra Causa Anglica: il tribolato caso matrimoniale di 
Enrique VIII, realizada en colaboración con la sociedad Scrinium, que además de una serie de estudios críticos sobre el documento, contiene la reproducción fiel de la súplica,emitida en 1530. Firmada por 83 miembros influyentes de la política y de la sociedad inglesa, entre los cuales estaban condes, vizcondes, duques, barones, obispos y abades, la misiva pedía al papa Clemente VII que invalidara la boda del rey Enrique VIII con Catalina de Aragón, que no le había dado herederos masculinos, para permitirle casarse con Ana Bolena, de la cual, se cuenta, el rey estaba sinceramente enamorado. Una decisión a la cual el Papa no llegó nunca, temiendo las reacciones de la familia de Catalina, emparentada con la dinastía de Carlos V.
El documento es reproducido hoy en 200 ejemplares (al precio de 50.000 euros cada uno) en la forma, en los materiales y en las medidas, perfectamente idénticos al original: el pergamino, que tiene un metro de largo y del cual se ha expuesto un facsímil esta mañana en una urna de cristal de murano durante la conferencia de presentación del proyecto, lleva al pie una división del folio en trece columnas, entelazadas por un hilo de seda y sobre el cual están puestas las 83 firmas de los suscriptores. De él penden 81 sellos, también fielemnte reproducidos en lacre, y que son los escudos familiares y de los apellidos de los firmantes.

 

El documento en sí “no es ciertamente el más importante desde el punto de vista jurídico e histórico entre los cuales se enviaron a Clemente VII con ocasión -ha explicado Chapin, viceprefecto del archivo secreto vaticano- pero es sin duda el más solemne y vistoso de todos”. Como pretende una tradición en uso en la cancillería inglesa, la carta está redactada en doble copia, y mientras la conservada en Inglaterra es en parte ilegible y corrompida, la que está en el Vaticano se ha mantenido en buen estado de conservación y ha permitido la reproducción.

 

Un trabajo que, ha explicado Marco Maraino, oficial del archivo secreto vaticano, ha requerido dos años de investigación sobre una carta “de tonos casi intimidatorios” y juntas las circunstancias en las cuales viene sellada, acelerando una ruptura que quizá en aquellos tiempos de “suspendida tensión no era previsible”. “Ésta es además otro punto de vista muy importante -ha añadido el historiador David Starkey- de un paso sin el cual el protestantismo probablemente no habría sobrevivido”.

Posted in Giacomo Galeazzi, Iglesia | 2 Comments »

Primado de Pedro

Posted by El pescador en 28 junio 2009

(original en italiano; traducción mía)

LA CARTA DE CLEMENTE I

Clemente I fue el tercer sucesor e San Pedro en la cátedral de Obispo de Roma.

Al final del I siglo, probablemente hacia el 97, escribió una carta a los cristianos de Corinto, que habían depuesto o apartado a algunos presbíteros. El hecho es significativo, porque el Obispo de Roma interviene en los asuntos internos de otra Iglesia, también fundada por los apóstoles. E interviene con una carta cuyo tono y contenido demuestran que Clemente era  consciente de sus responsabilidades y exigía un acto de obediencia de los destinatarios.

Veamos algunas de las expresiones contendias en la celebérrimas epístola: “Os escribimos todos esto para reprenderos…” – “…aceptad con contrición la corrección…” – “Pero si alguno no obedece a lo que por medio nuestro él (Cristo) dice, sabemos que se verá implicado en una culpa y en un peligro no indiferente” – “Nos daríais motivo de gozo y de alegría si, obedeciendo a cuanto os hemos expuesto aquí…”.

Clemente da órdenes de reintegrar en sus funciones a aquellos que la comunidad de Corinto había apartado. No sólo: amenaza con sanciones si no se le obedece. Difícil no pensar en un acto de gobierno por ser el obispo de Roma en relación con otra Iglesia.

¿Y cómo acogieron los corintios la carta de Clemente? Con máxima consideración, conservándola con cuidado, tanto que en el año 170 el entonces obispo de Corinto, Dionisio, escribe al papa Sotero informándole de que aquel escrito era leído en la celebración eucarística dominical.

Un primado reconocido también en el primer siglo. Como dice la historia…

Posted in Teología | Leave a Comment »

Píldoras de apologética: El azar 2

Posted by El pescador en 27 junio 2009

(original en italiano; traducción mía)

EL AZAR/2

A cuantos atribuyen al puro “azar” la causa de la disposición ordenada de lo real, Fred Hoyle (1915-2001), uno de los más grandes astrónomos y matemáticos del siglo XX, respondía: “Pero ¿es posible que el azar haya producido también sólo las otras dos mil enzimas necesarias para el funcionamiento del cuerpo humano? Basta una pequeña serie de cálculos en el ordenador para darse cuenta de que la probabilidad de que esto haya sucedido ‘casualmente’ es igual a la probabilidad de obtener siempre 12, por 50.000 veces de fila, arrojando dos dados sobre la mesa”. Interesa subrayar, añadimos nosotros, que los dados no deben estar trucados, obviamente.

Y proseguía: “Más o menos la misma posibilidad del viejo ejemplo del mono que, golpeando sobre una máquina de escribir, terminaría sacando la Divina Comedia entera, con párrafos y puntuaciones en el punto justo”.

Concluyendo así: “Y esto, repito, sólo para las enzimas, porque la improbabilidad alcanza niveles de locura si lo alargamos a todas las innumerables condiciones necesarias para la vida: ¿todos como números salidos del cilindro del azar? Si se responde sí, se sale de la razón”.

Posted in Teología | Leave a Comment »

Píldoras de apologética: El azar 1

Posted by El pescador en 26 junio 2009

(original en italiano; traducción mía)

EL AZAR/1

El biólogo Jacques Monod (1910-1976), en su celebérrimo “El azar y la necesidad”, un best seller en el cual condensaba su pensamiento sobre presupuestos teóricos de la ciencia y sobre relaciones entre conocimientos científicos y valores humanos, escribía: “El puro azar, el solo azar está en la raíz misma del prodigioso edificio de la evolución: esta noción central de la biología moderna es la única concebible, como única compatible con loshechos de la observación y de la experiencia”.

¿La única concebible? ¿La única compatible con la experiencia, por tanto con los hechos? ¿Nociones centrales de la biología?

No todos los científicos pensamos como él. Grichka Bogdanov, físico teórico, respondiendo a una pregunta del filósofo Jean Guitton, decía a propósito del azar: “Una célula viviente está compuesta de una veintena de aminoácidos que forman una cadena compacta. La formación de estos aminoácidos depende a su vez de alrededor de dos mil enzimas específicas… Los biólogos llegan a calcular que la probabilidad de que un millar de enzimas se reagrupen por casualidad de modo ordenado hasta formar una célula viviente (en el curso de una evolución de diversos millones de años) es del orden de 101000 (uno seguito de mil ceros) contra 1″.

Un comentario: si este cálculo excluye que se pueda atribuir al “azar” la formación de una sola célula, ¿cómo es posible atribuirle la de toda la creación?

Posted in Teología | 1 Comment »

Píldoras de apologética: ¿Ateo? Nunca más

Posted by El pescador en 25 junio 2009

(original en italiano; traducción mía)

ADIÓS AL ATEÍSMO

Era conocido como el ateo más famoso del mundo, autor de una obra monumental, titulada "God and Philosophy" (Dios y la filosofía – 1966) sobre la cual se formaron los cultivadores del ateísmo de las últimas generaciones.

Pero el último año ha publicado "There is a God" ("Hay un Dios") y con esto ha abjurado definitivamente de su pasado de ateo convencido. ¿Qué le ha hecho cambiar de idea? Simplemente un uso más inteligente de la razón humana.

De hecho, es verdaderamente cosa de buen sentido pensar que “debe haber habido una inteligencia detrás de la complejidad integrada del universo físico” (Avvenire del 6/12/2007) y la constatación de que “el origen de la vida y la reproducción no pueden ser explicadas simplemente desde un punto de vista biológico" (ibidem).

No sólo. Al estudioso le “parece siempre menos plausible que un caldo químico haya podido generar de manera mágica el códice genético".

Como se ve, aquí se aplica la lógica más elemental y por tanto más aplastante. ¿Y entonces? Y entonces hay que admitir honestamente la existencia de un Creador: “Ha sido la misma evidencia que me ha conducido a esta conclusión”, ha declarado Flew (ibidem). Que está ahora “estudiando” el Cristianismo. Esperamos que le aproveche, añadimos nosotros.

Posted in Teología | Leave a Comment »

Píldoras de apologética: Datación de los Evangelios 2

Posted by El pescador en 24 junio 2009

(original en italiano; traducción mía)

¿Cuándo fue compuesto el Evangelio de Marcos? En fecha muy antigua, se debe responder, cuando testigos oculares de los hechos narrados en relación con la vida de Jesús estaban aún vivos y para el evangelista habría sido bastante contraproducente mentir, so pena de haber quedado como un mentiroso.

Que Marcos había escrito su Evangelio bastante tempranamente es fácil de probar. De hecho, en torno a los años 64/65 d.C., Petronio, consejero del emperador Nerón, escribió el Satiricón, donde demuestra sin sombra de duda que conoce el Evangelio de Marcos. Señal de que este último ya había sido puesto por escrito en aquella época.

En el Satiricón encontramos analogías sorprendentes entre la unción de Betania, contada por Marcos (14,3 ss –el único de los sinópticos que habla expresamente del nardo), y la unción que, siempre con una ampolla de nardo, Trimalción hace durante una cena (Satir. 77,7). Sin embargo Petronio podía hacer esta analogía sólo si hubiera conocido el texto escrito de Marcos, no sólo por la precisión del nardo, sino también porque la unción de Betania era un episodio bastante poco conocido, y Petronio podía haberlo conocido sólo después de haberlo leído.

Noticias concernientes a los acontecimientos de la crucifixión, de la resurrección y dela institución de la Eucaristía, Petronio habría podido aprenderlas de los chismes que la gente difundía sobre el Cristianismo. No así, por el contrario, por la unción de Betania.

Por consiguiente, tenemos aquí una prueba –no ciertamente la única- de que poco después de la mitad del primer siglo un pagano conocía la versión escrita del Evangelio de Marcos.

Posted in Biblia | Leave a Comment »

Condón, chantaje a África

Posted by El pescador en 23 junio 2009

(original en italiano; traducción mía)

GIACOMO GALEAZZI

Los países africanos para recibir ayudas de Occidente deben aceptar el aborto, el preservativo y la ideología de género. Estas son las condiciones que le son impuestas para poder acceder al sostén económico.

Es dura la denuncia de mons. Robert Sarah, originario de Guinea, 63 años, actualmente Secretario de la Congregación para la evangelización de los pueblos y arzobispo de Conakry. Recientemente ha acompañado al Papa en su viaje a Camerún y Angola, de él se habla como del posible próximo Presidente del Pontificio consejo justicia y paz. En una entrevista al «Consulente Re», recorre el reciente viaje del Pontífice y habla de algunos de los grandes problemas que afligen el continente africano.  “Mucho viene impuesto a África – afirma mons. Sarah– como condición para recibir ayudas económicas”. “Los países occidentales -explica- con su potencia política, económica, de medios de comunicación dan la impresión de querer destruir todas las otras culturas para imponer una cultura paneuropea, panamericana”. “Los países africanos, para recibir una ayuda -prosigue el obispo- deben aceptar el aborto, el preservativo, la esterilización femenina, la ideología de género. Es la lucha de David contra Goliat. Hay sin embargo señales de que África está decidida a combatir sirviéndose de la potencia de Dios y del sostenimiento de la Iglesia. Es verdad que la fe en África es aún joven, frágil; pero el continente poco a poco está adquiriendo una madurez evangélica confortante, siempre más consciente de deber rechazar las falsas glorias, los falsos ideales, los paraísos efímeros y artificiales importados”.  “Yo siento- afirma incluso mons. Sarah – que debo agradecer al Santo Padre por su solicitud paterna al atraer la atención de África entera sobre estos temas. Estoy seguro de que el Señor Dios omnipotente no dejará a los débiles y a los pobres indefensos, sin protegerlos”. Y aún sobre la condición actual del continente añade: “Son verdaderas, reales las deshumanizaciones y las opresiones que afligen al pueblo africano. Domina la ley del más fuerte, son recurrentes los conflictos étnicos y las masacres tribales. Sin embargo nosotros no debemos combatir tales flagelos con la espada, sino con la ayuda y en el nombre del Señor”.

Posted in Giacomo Galeazzi, Moral | 2 Comments »

Lo absurdo del evolucionismo de Darwin

Posted by El pescador en 23 junio 2009

Pedro Fernández Barbadillo, en su aguda bitácora Bokabulario, comenta la absurda teoría darwinista de la evolución de las especies: aquí está el enlace de la entrada titulada “La locura darwinista (Post apto sólo para personas maduras), cuya lectura recomiendo vivamente pues como decía Chesterton, el sentido común es el menos común de los sentidos

El biólogo Fernando Vallejo en su libro La tautología darwinista:

Sin saber siquiera que procedía de un óvulo fecundado por un espermatozoide, Charles Darwin se metió a explicar el Origen de las especies. La confusión que produjo dura hasta hoy.

La supervivencia del más apto es la tautología más hipócrita en toda la historia de la ciencia.

Posted in Bokabulario, Gilbert K. Chesterton, Teología | 1 Comment »

 
A %d blogueros les gusta esto: