El testamento del pescador

Archive for 27 septiembre 2007

¿Son injustos los enchufes?

Posted by El pescador en 27 septiembre 2007

Antoine Hérouard, secretario general de la Conferencia de obispos de Francia (por interim) responde en la revista Croire Aujourd’hui.

(original en francés; traducción mía)

Ayudar o dar un empujón para unas prácticas o un empleo, ¿es oportuno y justo?

Céline termina sus estudios. Ha estado en una escuela de comunicación pero, para su último año, debe encontrar unas prácticas de seis meses, redactar un informe, presentarlo ante un tribunal en su escuela. Todo eso para poder ser diplomada. En el espíritu de la escuela, esas prácticas son a la vez como la conclusión de la formación teórica recibida y puede desembocar en una primera experiencia profesional. Solamente eso, encontrar unas prácticas no es tan simple. La escuela no propone ayuda particular, pues piensa que la búsqueda de las prácticas es un elemento muy formador. Céline ha enviado decenas de Curriculum vitae, a todos los niveles, pero eso no funciona: sea que no obtiene respuesta, sea que le dicen que seis meses es demasiado tiempo. Ve con angustia que se aproxima el plazo y que no tiene nada a la vista. ¿Qué hacer? Va a perder el año, no podrá validarlo, no tendrá su diploma y además no encontrará trabajo detrás.

Las tentaciones de usar las relaciones

Por supuesto, esas famosas prácticas son el tema de conversación nº 1 en la escuela: todo el mundo habla de ello, no es fácil para nadie… Pero a pesar de todo, numerosos amigos (as) suyos han terminado por conseguir una promesa de prácticas. ¿Un poco de suerte, una idea más precisa de lo que quieren hacer, una prospección más profunda, una mejor situación geográfica? Quizás, pero finalmente, aquellos que han encontrado son, la mayor parte de las veces, por relación, o, como ellos dicen, por enchufe. De golpe, Céline quiere hablar a su padre: después de todo, tiene una buena situación, es un notable de la ciudad y por sus amigos del Rotary club, me encontrará seguramente algo.

Ella habla de esto, toda confiada, a su padre pero he aquí que las cosas no pasan como ella lo había imaginado: él le responde que le toca a ella encontrar, que, él, cuando empezó, joven, nadie le ayudó (¡y sobre todo ni su propio padre!) y que es a fuerza de voluntad y de coraje como él ha construido su carrera… En cuanto a sus amigos del Rotary, por supuesto podría pedirles, pero pinesa que no es justo, que si Céline debe obtener unas prácticas, es por le valor de ella y no por la reputación de su padre. Y después ¿cómo hicieron aquellos cuyo padre no tiene tan buena situación o tal red de relaciones? No decididamente, eso no sería justo. Él piensa que eso sería algo inmoral y contrario a los valores que ha buscado poner por obra toda su vida… Él no puede ni quiere ayudar a Céline.

El hijo del mejor amigo del patrón

Pierre es empleado en una oficina de estudios. Es responsable de uan unidad de cinco personas y la actividad marcha muy bien. Tienen mucho trabajo y sin duda ampliamente demasiado. Las horas extraordinarias se multiplican y Pierre no cuenta los sábados que ha debido volver a trabajar para terminar un estudio que debía ser entregado al cliente sin retraso. Ante el desarrollo de la actividad, se ha decidido con su responsable directo contratar a una persona suplementaria. Se define un perfil del puesto, con el nivel de competencia técnica que parece indispensable para asegurar la función. Se ponen los anuncios, llegan las respuestas. Una primera clasificación es efectuado y cinco personas, con perfiles bastante parecidos, convocadas para entrevistas. Pierre las recibe, su jefe las recibe, y finalmente, dudan entre dos candidatos que parecen desenvolverse bien, tanto desde un punto de vista de las competencias técnicas como en el nivel humano y relacional. El asunto parece bien comprometido cuando, de golpe, el gran patrón que sólo había seguido el procedimiento desde muy lejos, llega a encontrar a Pierre y su responsable directo para decirles que hay una muy buena candidatura que proponer, que es preciso estudiarla muy seriamente, que le ha sido recomendada calurosamente, etc. Pierre está un poco decepcionado, van a perder el tiempo, han encontrado lo que parecía convenir, pero no hay nada que hacer. Es preciso recibir al nuevo candidato del cual descubren que no tiene verdadermante el diploma requerido, que no tiene el mínimo de experiencia que tienen los otros candidatgos presentes y que, en el plano humano, parece muy seguro de sí mismo y un poco altanero. Brevemente, no es el candidato ideal, pero se descubre que es el hijo del mejor amigo del patrón y por eso será contratado…

Un camino en cuesta

Estas dos situaciones, la de Céline en la búsqueda de su periodo de prácticas y la de Pierre que ve cómo le imponen una contratación que no le conviene, muestran lo que se llama comunmente el enchufe, o más positivamente, la ayuda o el empujón. ¿Qué pensar? Cada uno de nosotros se encuentra más o menos confrontado a situaciones de este tipo, sea por beneficiarse de ellas, sea por ser la «víctima», sea por ser aquel o aquella que va a dar, o no, ese famoso empujón. Y las dificultades presentes del mercado de empleo no hacen más que reforzar esta práctica.

¿Es preciso superar dos actitudes extremas?

La del padre de Céline que, por rigor moral, quiere prohibirse todo lo que podría revelar favoritismo y, en nombre de una honestidad que se pretende escrupulosa y sin fallo, puede parecer sin corazón, indiferente a otros, o sea egoísta. Que cada uno se desenvuelva como pueda. Eso puede ser muy bello pero hay una manera de envolverse en la virtud que es el desinterés por los otros y finalmente una manera de protegerse a sí mismo y de no interrogarse sobre sus propios criterios de elección y de comportamiento. Como si por miedo a comprometerse, fuera más fácil retirarse. Tienen las manos limpias pero no tienen manos…

La del patrón de Pierre que ejerciendo su enchufe por encima de otros criterios (de competencia, de adecuación al puesto…) impone una solución que será desagradable, pondrá al interesado en una situación difícil y quizá irá contra el interés de la empresa. Además del problema moral (¿es justo actuar así respecto al beneficiario, los colaboradores y los otros candidatos descartados?), hay otra cuestión alrededor del bien fundado económico y social de la decisión tomada. Llevado al extremo, se ve bien que lo que prima es la voluntad de ayudar a una persona o de dar una prueba o de esperar ser recompensado a la vuelta de tal «inversión». Esto puede ir además hasta conductas que podrían ser juzgadas como delictivas en ciertos casos (delito de favoritismo o de toma ilegal de interés, en la adjudicación de mercados, por ejemplo).

Proponer no es imponer

¿Entre esos dos extremos puede abrirse un camino? Una cosa es dar un consejo, interesarse por la situación y por la búsqueda de alguien, proponer eventualmente ir a llamar a tal o cual puerta, transmitir un CV a un empleador que podría estar interesasdo, recomendar una persona que valoramos de verdad, otra cosa es imponer una elección, forzar a algo o entrar en una lógica de dar a cambio de algo o sea de chantaje. Es la diferencia entre lo que puede ser atención al otro y lo que es aprovecharse de una situación y de un poder para imponer una elección que podemos sabemos que no es necesariamente la más justa.

Queda que ese camino es un camino en cuesta, que a menudo no tenemos respuesta a punto sobre lo que es justo y lo que conviene hacer. Pero es la interrogación incluso sobre la justicia lo que debe habitarnos e interrogarnos sin descanso…

 

Fuentes

Parábola del administrador astuto (Lucas 16,1-8)

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: Había un hombre rico que tenía un administrador a quien acusaron ante él de malbaratar su hacienda; le llamó y le dijo: “¿Qué oigo decir de ti? Dame cuenta de tu administración, porque ya no podrás seguir administrando.” Se dijo a sí mismo el administrador: “¿Qué haré, pues mi señor me quita la administración? Cavar, no puedo; mendigar, me da vergüenza. Ya sé lo que voy a hacer, para que cuando sea removido de la administración me reciban en sus casas.” Y convocando uno por uno a los deudores de su señor, dijo al primero: “¿Cuánto debes a mi señor?” Respondió: “Cien barriles de aceite.” Él le dijo: “Toma tu recibo, siéntate en seguida y escribe cincuenta.” Después dijo a otro: “Tú, ¿cuánto debes?” Contestó: “Cien cargas de trigo.” Dícele: “Toma tu recibo y escribe ochenta.” El señor alabó al administrador injusto porque había obrado astutamente, pues los hijos de este mundo son más astutos con los de su generación que los hijos de la luz.

Posted in Biblia, Moral | Leave a Comment »

Leticia Sabater y su nulidad matrimonial

Posted by El pescador en 26 septiembre 2007

Estos días salía en un programa de telebasura muy dado al morbo y al misterio una famosa de las de hoy, que hace tiempo trabajó de presentadora y que responde al nombre de Leticia Sabater. El asunto era que denunciaba que había obtenido la nulidad matrimonial mediante sobornos, con dinero por medio.

Esta señora siempre daba risa y pena en aquellos programas infantiles que hizo; hace tiempo, mucho tiempo que no hace ningún trabajo serio y que sólo aparece en programas de “corazón”. Lo malo de esto es que para estar en el “candelabro” hay que llamar la atención con temas escabrosos o tópicos.

Y entre los más tópicos está el de la nulidad matrimonial sólo para famosos, que sólo los famosos consiguen la nulidad eclesiástica del matrimonio, pagando claro está, que para eso son ricos y conocidos.

Es normal que se conozcan los casos de los ricos y famosos por eso, porque son conocidos puesto que la Iglesia siempre ha sido discreta y respetuosa con la intimidad de todos, y por eso cuando la Rota publica todos los años sus sentencias como jurisprudencia, y nunca dice los nombres de los cónyuges, los cambia para preservar su intimidad.

Todo lo contrario de esta señora, que la usa para asomar la cabeza (más bien su poca vergüenza) para calumniar los tribunales eclesiásticos, con la única prueba de su testimonio, que viniendo de ella y viendo para qué lo usa, me parece más que dudoso, me parece directamente una mentira, una calumnia.

Cuando una persona habla o denuncia es fundamental su credibilidad, que tiene que ver con su integridad, así que esta denuncia en boca de esta señora a mí me suena a algo increíble, sin credibilidad, a una calumnia en definitiva, puesto que apesta a querer manchar, de nuevo, a la Iglesia con un tema manoseado y ya muy visto, en un programa típico de telebasura casposa y se nota demasiado, pero demasiado, que quiere salir de nuevo en la tele.

El matrimonio es demasiado serio como para que lo ensucie y lo utilice gente como ésta que sólo quiere ganar dinero y fama fácil.

Posted in Iglesia | 1 Comment »

El sueño de la razón sigue produciendo monstruos

Posted by El pescador en 16 septiembre 2007

Está ahora en Madrid la exposición Dios(es). Modo de empleo, de tono laicista, o sea anticristiano (pagada por el Ministerio de Exteriores y la Comunidad de Madrid, o sea por los impuestos que nos han sacado a la fuerza), que por ejemplo dice que la verdadera democracia sólo se da en una sociedad laica: dice textualmente que

Paz o guerra, persecuciones o fraternidad: la religión lo permite todo, lo justifica todo. Los dioses proponen y los hombres disponen.

Finalmente, en el último capítulo (ver Laicismo) plantearemos la pregunta fundamental: ¿cómo combatir el potencial destructor de la confrontación entre verdades religiosas y garantizar su convivencia armoniosa?

O sea, las religiones son una fuente de conflicto, tienen el germen de la violencia y la intransigencia, y el laicismo es la herramienta para garantizar que puedan ser pacíficas y armoniosas.

Pero va y resulta, como señala Pío Moa, que la mayoría de las guerras del siglo pasado fueron desatadas por ideologías ateas y laicistas: comunismo (que causó cien millones de muertos según El libro negro del comunismo, y que aún padecen millones de víctimas inocentes), nazismo, fascismo; ideologías totalitarias que pretendían sustituir la religión y a Dios por el dios Estado y el culto al líder, y los creyentes tuvieron que sufrirlas, y al final las guerras sirvieron para derrotarlas y traer la libertad al mundo (2ª Guerra Mundial, Guerra de Corea, Guerra Fría). Y la Religión nada tuvo que ver, salvo en sufrirlas, pues como ideologías totalitarias, ateas y laicistas tuvieron en común el odio a la libertad y a la religión.

Por tanto, en el pasado siglo el laicismo y el ateísmo sí que han sido intransigentes y asesinos, no la Religión cristiana.

Algo de lo que parece que no somos conscientes es que la corriente laicista que quiere expulsar a la Religión y a la Iglesia de la sociedad es un movimiento que quiere traer de nuevo el ateísmo, o sea dejarnos sin la presencia de Dios en la sociedad.

El sueño de la razón sigue produciendo monstruos: esta exposición a favor del laicismo, o sea del ateísmo oficial, que insulta y calumnia al cristianismo, de la cual es patrocinador de honor el ministerio de Moratinos, el cual con el Gobierno español justifica los horrores del comunismo de hoy en día (Cuba) y es amigo de esa dictadura comunista.

Posted in Fe y Razón, Iglesia, Pío Moa | Leave a Comment »

Jacques Le Goff como Rodano: culto a María y suerte de la mujer

Posted by El pescador en 13 septiembre 2007

Luigi Accattoli

(original en italiano; traducción mía)

“Hubo una mayor atención a la mujer cuando la Iglesia empezó a promover el culto a la Virgen María” dice hoy [ayer] Jacques Le Goff en una entrevista en La Repubblica. He estado en la escuela de Franco Rodano y me vuelve al oído uno de sus aforismo más frecuentes: “La mujer ha tenido un mayor respeto en los países católicos que en los protestantes con motivo del culto mariano”.

N. del T. Jacques Le Goff es uno de los mejores historiadores sobre la Edad Media.

Posted in Iglesia, Luigi Accattoli, Virgen María | Leave a Comment »

El bautismo: el sentido de las cinco etapas simbólicas (II)

Posted by El pescador en 11 septiembre 2007

(Viene de la entrada anterior)

(original en francés; traducción mía)

Bautismo del niño
El celebrante os pregunta, una nueva vez, si deseáis el bautismo de vuestro hijo. Después de vuestra aquiescencia vierte, por tres veces, el agua sobre la frente del niño. Pronuncia la fórmula milenaria: “Yo te bautizo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”. Cantando el Aleluya, dejáis explotar vuestra alegría, la alegría del Resucitado.

El santo crisma
El celebrante expande este aceite perfumado. San Pablo explica que los cristianos deben respirar el “buen olor de Cristo”. El nombre de Cristo viene de la misma palabra que santo crisma. Cristo ha recibido la unción de Dios, Él es el Mesías, el “salvador” esperado.

El vestido blanco
Podéis revestir entonces a vuestro hijo con un vestido blanco o una capa blanca. La blancura traduce la vida nueva de Cristo transfigurado, de Jesús Resucitado…

La vela
La luz, encendida en el cirio pascual es entregada al padre o al padrino. La vela indica que vuestro hijo deberá crecer a la luz de esta vida nueva. Por este bello resplandor vuestro hijo, desde ahora, es iluminado.

Envío de la asamblea y firma de los registros
Podéis confiar vuestro hijo a a María, madre de Jesús, cantando un Ave María u otro canto a la Virgen. Después, firmar los registros con el padrino y la madrina. Desde ahora en la vida de todos los días tendrán que dar testimonio su alegría de creer junto al nuevo bautizado.

Posted in Teología | 5 Comments »

El desarrollo de un bautismo (I)

Posted by El pescador en 10 septiembre 2007

Benoît Vandeputte (Panorama)

(original en francés; traducción mía)

La acogida

Es entrar en la casa de Dios, unirse con la multitud de los cristianos, vosotros lo deseáis para vuestro hijo. “¿Qué nombre habéis elegido para vuestro hijo?” y “¿Qué pedís para él?”. El celebrante os pone estas dos preguntas. Por vuestras respuestas, vosotros expresáis públicamente el compromiso que tomáis con vuestro hijo.

El signo de la cruz

El celebrante traza el signo de la cruz sobre la cabeza de vuestro hijo. Es el signo de Cristo por excelencia. Vosotros lo hacéis también, así como el padrino y la madrina. Es el primer signo significativo del bautismo.

Liturgia de la Palabra

No hay celebración sin la escucha de la Palabra de Dios. La elección de un evangelio es indispensable. Es el que informa de las palabras y los gestos de Cristo. El celebrante hace seguidamente un comentario sobre el sentido del bautismo.

La imposición de las manos

El celebrante, con una imposición de las manos o una unción de aceite, ora a fin de dar la fuerza de Dios al niño. La ayuda de Dios lo acompañará siempre.

Bendición e invocación sobre el agua

Os aproximáis a la pila bautismal donde vuestro hijo va a ser bautizado. El celebrante bendice el agua que simboliza las fuerzas del mal (la mar desencadenada, las aguas del diluvio) pero que reenvía también a la victoria de Cristo sobre la muerte. El agua evoca generalmente la promesa de Jesús de dar un “agua viva” que sacie para siempre la sed del hombre.

(Continuará en la siguiente entrada)

Posted in Teología | Leave a Comment »

Nafis Sadik, una musulmana poco moderada

Posted by El pescador en 9 septiembre 2007

De Sandro Magister

(original en italiano; traducción mía)

Entre los partidarios de la expulsión de la Santa Sede de la Organización de las Naciones Unidas (ver el servicio de www.chiesa del 21 de agosto) hay también una prima donna: o sea la mujer que por primera vez ha desempeñado un cargo de alto nivel en el Palacio de Cristal.

 

Su nombre es Nafis Sadik. De 1987 al 2000 ha sido directora ejecutiva del UNPFA, United Nations Population Fund [Fondo de las Naciones Unidas para la Población, N. del T.], con el rango de subsecretaria general. Hoy es asistente especial del secretario general de la ONU y su enviada para el VIH/SIDA en Asia y Pacífico.

 

Sadik ha auspiciado la expulsión de la Santa Sede de la ONU en un artículo en el primer número de 2007 de “Conscience”, la revista de la organización abortista “Catholics for a Free Choice” [Católicos por una elección libre, N. del T.]. Ha escrito que “es ridículo que un estado cuyos ciudadanos son un millar de hombres célibes tenga parte activa en determinar el enfoque internacional a cuestiones íntimamente ligadas a la salud sexual y reproductiva”.

 

De Sadik se recuerda una borrascosa audiencia con Juan Pablo II, el 18 de marzo de 1994, pocos meses antes de la conferencia promovida por la ONU en El Cairo sobre población.

 

La misma Sadik hizo público un informe de aquella audiencia. Pinta a un Papa Karol Wojtyla colérico e intratable. Pero la credibilidad de aquel informe fue contradicha por el Papa, que dijo a su biógrafo George Weigel que había entregado a la huésped un memorandum con las objeciones vaticanas al documento preparatorio de El Cairo, pero ella “no aceptó discutirlo”.

 

Nafis Sadik, ciudadana de Pakistán, nació en la India, en Jaunpur. De rica familia musulmana, ha estudiado en una escuela católica, en el Loreto College de Calcuta. Terminó sus estudios de medicina en prestigiosas universidades de los Estados Unidos y de Canadá. En Pakistán fue directora general de los programas de planificación familiar, después de lo cual entró en las filas de la ONU, en Nueva York.

 

A la vista de la conferencia de El Cairo de 1994, junto al presidente de la comisión preparatoria, el ganés Fred Sai, hizo de todo para incluir el aborto entre los “derechos reproductivos” que todos los estados están obligados a garantizar. Si la operación no llegó a buen fin (el documento final de El Cairo estableció “en ningún caso el aborto sea promovido como método de planificación familiar”), fue precismaente por la tenaz oposición de la Santa Sede.

 

Se puede comprender, por tanto, su resentimiento. En el mismo artículo en “Conscience” en el cual ensalza la expulsión de la Santa Sede de la ONU, Sadik echa la culpa a la encíclica “Humanae Vitae” de la opresión de la mujer en los países pobres del mundo, donde “la Iglesia es mucho más influyente” que en los países ricos.

 

Lástima que la gran parte de la opresión de la mujer lamentada por Sadik se registre en los países islámicos, incluído el Pakistán del cual es ciudadana. Ni una sola de las invectivas de lanzadas por ella durante años contra el Vaticano ha rozado, que se sepa, a los líderes políticos, culturales y religiosos del mundo musulmán al cual ella pertenece. Y nada de otros mundos no cristianos –piénsese en China, en la India– en los cuales son habituales las esterilizaciones forzadas, la obligación del hijo único, el aborto selectivo, el infanticidio.

 

Sobre las políticas antinatalistas del Palacio de Cristal ver más en http://www.chiesa: “ONU y Unión Europea tienen su enfant terrible en Roma“.

Posted in Aborto, Humanae vitae, Iglesia, Magisterio, Moral, ONU, Pablo VI, Sandro Magister | Leave a Comment »

También el ateo Habermas y el protestante Moltmann dan la razón al Papa

Posted by El pescador en 8 septiembre 2007

De Sandro Magister

 

(original en italiano; traducción mía)

En el primer día de su “peregrinaje” a Austria Benedicto XVI ha dirigido al cuerpo diplomático, encontrado en Viena el 7 de septiembre, palabras nada cubiertas en diplomacia.

 

En primer lugar sobre el aborto. Una vez recordado que “ha sido en Europa cuando, por primera vez fue formulado el concepto de derechos humanos”, el Papa ha ido pronto al grano:

 

“El derecho humano fundamental, el presupuesto para todos los otros derechos, es el derecho a la vida misma. Esto vale para la vida desde la concepción hasta su fin natural. El aborto, por consiguiente, no puede ser un derecho humano. Es su contrario”.

 

Y ha añadio:

 

“Al decir esto no expresamos un interés específicamente eclesial. Nos hacemos más bien abogados de una petición profunda humana y nos sentimos portavoces de los nascituros que no tienen voz […] Mi llamada por tanto a los responsables de la política, a fin de que no permitan que los hijos sean considerados como casos de enfermedad ni que la categoría de injusticia atribuida por el ordenamiento jurídico al aborto sea de hecho abolida”.

 

También a la Iglesia el Papa ha dirigido una llamada:

 

“La credibilidad de nuestro discurso depende también del que la Iglesia misma hace para ayudar a las mujeres en dificultad”.

 

Muy cortante ha estado Benedicto XVI después sobre el tema de la eutanasia:

 

“Hay que temer que un día pueda ser ejercida una presión no declarada o también explícita sobre las personas gravemente enfermas o ancianas, para que pidan la muerte o se la den a sí mismos. La respuesta justa al sufrimiento al final de la vida es una atención amorosa, el acompañamiento hacia la muerte –en particular también con la ayuda de la medicina paliativa– y no una activa ayuda a morir”.

 

Tercer punto crucial, la fe en la razón. Europa, ha dicho el Papa, es patria de “una tradición de pensamiento para la cual es esencial una correspondencia sustancial entre fe, verdad y razón […] Se trata de la cuestión de si la realidad tiene en su origen el caso y la necesidad, […] o si por el contrario permanece verdadero aquello que constituye la convicción de fondo de la fe cristiana: In principio erat Verbum –En el principio existía la Palabra– en el origen de todas las cosas hay la Razón creadora de Dios que ha decidido participarse a nosotros seres humanos”.

 

A este propósito Benedicto XVI no se ha abstenido de citar para su propio apoyo a “un filósofo qaue no se adhiere a la fe cristiana”, Jürgen Habermas, último gran exponente de la escuela de Francfurt, el cual dice:

 

“Para la autoconciencia normativa del tiempo moderno el cristianismo no ha sido sólo un catalizador. El universalismo igualitario, del cual han brotado las ideas de libertad y de convivencia solidaria, es una herencia inmediata de la justicia judía y de la ética cristiana del amor. Inalterada en sustancia, esta herencia ha sido siempre de nuevo hecha propia de modo crítico y nuevamente interpretada. A esto hasta hoy no existe alternativa”.

 

Non es la primera vez que Joseph Ratzinger concuerda con Habermas. Véase en http://www.chiesa: “Habermas escribe a Ratzinger, Ruini responde. Aliados contra el ‘derrotismo’ de la razón moderna”.

 

Pero el mismo día salió también en “Jesus” una entrevista al más famoso de los teólogos protestantes alemanes, Jürgen Moltmann, admiradísimo por los católicos progresistas. A la pregunta: “¿Cual es su visión sobre el hombre contemporáneo?”, he aquí lo que Moltmann responde, en plena sintonía con Benedicto XVI:

 

“Del hombre moderno tengo la impresión de que no ama la vida en el modo correcto: por esto hace experimentos con embriones y fetos, como si fuesen el primer estadio de la vida humana y no de los seres humanos verdaderos y propios. La humanidad debe ser respetada también en su estadio original, adámico: esto para mí es lo más importante de las investigaciones con células para las enfermedades de los ancianos o para la demencia. En el mundo moderno, en el cual se sobrevuela sobre todo, se debe reforzar el amor por los estadios iniciales de la vida. Esto es imporante también en relación al terrorismo del mundo islámico”.

 

Para las homilías y los discursos de Benedicto XVI en Austria, ver la página ad hoc, en el sitio del Vaticano.

Posted in Magisterio, Moral, Sandro Magister | 1 Comment »

 
A %d blogueros les gusta esto: